Sobre la charla contra el aborto en el liceo Nº1 de Salto

Un grupo presentado como "madres comprometidas en la lucha contra el aborto" realizó un taller en el liceo Nº1 de Salto en el que se entregaron materiales contra la interrupción voluntaria del embarazo y figuras que representaban fetos humanos. 

La denuncia sobre la charla fue realizada el viernes por la diputada Manuela Mutti, quien también difundió en las redes sociales imágenes de los materiales que se entregaron a los alumnos. Aquí se incluyeron folletos con imágenes de la virgen María y referencias a la página de Facebook “El Bebito”, un grupo anti-aborto que se caracteriza por repartir figuras de fetos y defender que el aborto debería ser ilegal incluso en casos de violación. 

A partir de la acusación, el Consejo de Educación Secundaria (CES) resolvió este lunes desarrollar una investigación administrativa en la institución y separar del cargo a la directora del liceo, Diana Lucero, mientras la pesquisa esté en proceso. Por ese tiempo, que puede llegar a ser de seis meses, el subdirector quedará a cargo del liceo y a Lucero se le retendrá la mitad de su sueldo. 

La directora del CES, Celsa Puente, explicó que Lucero no solicitó autorización para realizar el taller. “Es una situación grave porque la normativa en relación a los centros educativos públicos es muy clara en cuanto al cuidado que hay que tener de los materiales que se manejan y los discursos que se hacen circular”, dijo.

Cotidiano Mujer saluda la posición de las autoridades de investigar los hechos ocurridos en el liceo Nº1 de Salto, entendidos como una violación a la laicidad y un acto de irresponsabilidad hacia los estudiantes. Además de utilizar símbolos y referencias religiosas, la entrega de fetos de yeso compone una práctica intimidatoria, no pedagógica. El debate sobre el aborto y los talleres de sexualidad son enriquecedores y contribuyen a la educación de los jóvenes, y es una responsabilidad de las y los docentes generar los espacios para hablar con libertad de temas significativos para la vida de las y los adolescentes, pero desde el lugar del pensamiento libre y crítico, no del de la intimidación y el adoctrinamiento. 

Información adicional